¿Por qué vender medicamentos online?

farmaonline

De entrada, disponer de una farmacia online nos va a permitir aumentar el radio de acción de nuestro establecimiento. Podremos llegar a clientes/pacientes mucho más allá del barrio o ciudad en el que se mueve nuestra clientela habitual. Este mucho mayor, casi ilimitado, alcance del que nos va a proveer una farmacia online en lógica va a traducirse en un aumento de la facturación en un segmento de importancia creciente para el futuro de la oficina de farmacia: el medicamento publicitario.

El publico que compra online suele ser más exigente, más selectivo, riguroso y más abierto a la búsqueda crítica de información médica. La acción de compra por parte de estos clientes nos permitirá entablar con ellos un diálogo profesional en el que pondremos en juego nuestro valor añadido sanitario, aconsejándolos y orientándolos. Ofrecer un servicio útil nos permitirá fidelizar tanto a los nuevos (y lejanos) clientes como a aquellos que ya visitan nuestra farmacia física. Les faciliteremos una experiencia de compra de calidad, lo que bien puede llevarles a repetirla. Esto nos será especialmente valioso de cara a aquellas personas que compran un determinado medicamento con regularidad.

Tambien podemos ofrecer un medicamento alternativo o reorientar la dispensación en base a la sintomatología expuesta por el paciente/cliente. La venta online contribuye a aumentar, como es fácil de ver, nuestro empoderamiento como dispensadores y prescriptores de medicamentos sin receta.

El Real Decreto que regula la venta online de EFPs nos exige que en la dispensación recopilemos una serie de datos personales del comprador. Aun así, la venta online permite un anonimato suficiente a aquellas personas a quienes, por la razón que sea, incomode desplazarse a la farmacia física para obtener un determinado medicamento. Tales personas tendrán tendencia a comprar su producto online.

Asimismo, pensemos que existen usuarios que dedican regularmente un tiempo a la compra online de todo tipo de artículos. Ocio, tecnología, espectáculos, cultura...y por supuesto belleza, parafarmacia y autocuidado. Es en este último apartado en el que se encuentran los medicamentos publicitarios, que a partir de ahora podrán comprarse online. Hay con frecuencia personas que desean reponer su botiquín casero de medicamentos, en el que incluyen analgésicos, antiinflamatorios, expectorantes, antihistamínicos, antiácidos, laxantes, etc. Estos usuarios compran el medicamento con ánimo de reponerlo, sin esperar a que se les presente un síntoma que saben que padecen con cierta frecuencia. También ellos se contarán entre los clientes potenciales de nuestra farmacia online.

En resumidas cuentas, la venta online de medicamentos sin receta nos abre un nuevo horizonte en el que podremos poner en marcha estrategias de venta y fidelización, potenciar el producto de autocuidado (en especial el medicamento publicitario), aumentar nuestro capacidad dispensadora (y prescriptora) así como nuestro valor añadido profesional y sanitario. La farmacia física como base y garantía legal de la dispensación online nos concede además una ventaja competitiva esencial. Incluido el posicionamiento online.