Farmacia EFP y parafarmacia ¿Una o dos webs diferentes?

Untitled

¿Necesitaremos dos webs diferentes de e-commerce, una para la venta de medicamentos sin receta y otra para la parafarmacia? ¿Dos carritos de compra, por tanto, y dos procesos independientes de venta? ¿O por el contrario podremos integrar Farmacia EFP y parafarmacia en una misma web o plataforma de ecommerce?

En principio, el Real Decreto de noviembre de 2013 no especifica exigencia alguna de dos webs diferentes para la venta de medicamentos sin receta y productos de parafarmacia. No obstante, la duda tanto entre farmacéuticos interesados en el nuevo servicio como entre los expertos del sector y especialistas legales ha estado ahí desde el primer momento. La mayoría han desaconsejado que se establezca dicho requisito de dos webs distintas, ya que tal cosa podría hacer inviables buena parte de los proyectos de venta de medicamentos online, al faltar el sostén de la venta de parafarmacia en los mismos procesos de compra. Obligar al usuario a dos transacciones diferentes podría afectar negativamente el desarrollo de la venta online de fármacos desde su mismo puesta en marcha.

¿DOS WEBS DIFERENTES? ¿POR QUÉ? 

Belén Crespo, directora de la Agencia Española del Medicamento, en una conferencia reciente parece haber afirmado el requerimiento de dos webs separadas. Esto sería la actual interpretación de la Agencia, y no una exigencia legal de base, originada en el mismo Real Decreto. Han sido abundantes las criticas a esta decisión o interpretación. En cualquier caso, sigue abierta la puerta a revertir esta exigencia y permitir por tanto una única plataforma de ecommerce para ambos tipos de productos, medicamentos sin receta y parafarmacia.

Consideramos que la farmacia online es básicamente un complemento de la farmacia física, de sus servicios. Hemos de trasladar al ámbito online nuestra metodología offline. En una farmacia física vendemos en un mismo proceso no solo medicamentos publicitarios y parafarmacia, sino que a menudo incluimos medicamentos con receta. Todo en una misma venta. ¿Afecta eso en alguna medida la calidad del consejo farmacéutico indispensable en la dispensación de los fármacos? Obviamente, no.

Por tanto, no vemos el sentido de la exigencia de dos webs en el mundo online. Es como si en una farmacía física se nos obligase a disponer de dos mostradores diferentes. La integración de la venta online de medicamentos sin receta en una única plataforma de ecommerce es importante para la viabilidad económica de esta nueva modalidad y entendemos que no afecta en absoluto a ninguna de las exigencias técnico-legales o clínicas del acto de la dispensación online.