Ocho beneficios de tener una web

 

Con el 2020 en el horizonte, aún hay muchas oficinas de farmacia que se preguntan si tener un sitio web/presencia digital puede resultar o no provechoso.
Sin querer abrir un debate sobre lo que es incuestionable hoy día -bajo nuestro punto de vista, como consultores de marketing farmacéutico-, y sobre todo, sin poner en cuestión lo referente al medio tradicional, vamos a resumir en ocho puntos algunas de las "mejoras" que nos puede aportar el tener una web corporativa para nuestra farmacia comunitaria:
.

1. Potencia la imagen de marca de la farmacia: el 95% de las personas que compran por internet buscan en la red los productos y servicios ANTES de realizar la compra. El hecho de ofrecer seguridad de compra a través de una web, aumenta la probabilidad de la venta. Transmite imagen, seriedad, transparencia, valor...

2. Presencia extendida: en Internet no hay fronteras: es el entorno en el que cualquier negocio se puede abrir, de modo directo, a todo aquel consumidor que busque un tipo de producto o servicio. Si además aplicamos este concepto al formato de tienda  (farmacia digital), la ventaja de la venta online es innegable. Podemos pasar de ser una farmacia de "barrio" a ser una farmacia no solo para quien resida en sus cercanías.

3. Imagen/prestigio: imagen es prestigio, y prestigio es reputación. Llevado al terreno online, la web es una de las claves para poder proyectar buena imagen, tal vez mejorando incluso la imagen "a pie de calle". Nuestra web mostrará productos y servicios al público, y quedarán expuestos al criterio del mercado. Hay que trabajar la web regularmente, y si es necesario cambiarla. Mejorarla, actualizarla, renovarla. Es la gran aliada de nuestra imagen de marca.

4. Vendedor silencioso: tener una web ayuda a captar clientes extras sin haber mediado palabra, ni realizar ninguna acción previa. Aunque sea un porcentaje residual, existe. A partir del momento en que nos hayan encontrado, se da una nueva oportunidad de venta. Facilitar una rápida vía de contacto es primordial.

5. Atención al cliente: eleva la probabilidad de que el usuario encuentre en nuestra web la respuesta a sus preguntas, disminuyendo el coste de atención directa (tiempo) que nos ocupa al frente de nuestro mostrador. Una web de calidad puede contribuir a "desatascar" o agilizar el ritmo de dispensación en la farmacia.

6. 24/7/365: una oficina de farmacia abrirá sus puertas en función del horario que tenga establecido. En cambio, la web siempre está disponible para consultar cualquier dato, y una farmacia digital estará SIEMPRE abierta.

7. Reducción de coste: gracias al mundo online, las campañas de promoción o publicitarias pueden realizarse con presupuestos que no tienen nada que ver con los que suponen otros grandes medios (prensa, radio, tv). Una buena estrategia de marketing online para nuestra farmacia puede marcar una gran diferencia y atraer a más clientes.

8. Segmentar (de verdad): en línea con el punto anterior, el medio online nos ofrece las herramientas para poder microsegmentar y dirigir nuestro mensaje, casi en tiempo real, a esa parte de la población que consideramos son realmente nuestros clientes potenciales.

Sin duda habrá muchas más ventajas, puesto que inconvenientes hay pocos. La cuestión es que el sector puede también progresar digitalmente, y beneficiarse de las múltiples herramientas que ahora existen para dinamizar la oficina de farmacia, off y online.