El blog como herramienta clave de promoción de nuestra farmacia

FarmaciaBlog

El blog es una herramienta básica del marketing de contenidos y de atracción. Una plataforma con contenidos de calidad que resulten útiles a nuestros visitantes es algo esencial para la visibilidad y posicionamiento digital de cualquier empresa. Y esto vale especialmente para un negocio de las características de la oficina de farmacia, en el que el marketing ha de ser indirecto (y de atracción) y no directo y disruptivo, potencialmente molesto y además, ilegal.

Sabemos que por impedimento normativo no podemos hacer una promoción directa de nuestra farmacia (ej: ¡visite la farmacia tal!), con lo cual se nos presenta la oportunidad de hacer de la necesidad virtud: habremos de sacar partido de las herramientas del marketing inbound, que además son las realmente eficaces a nivel digital.  El objetivo está muy claro: atraer tráfico a nuestra web corporativa y a sus canales asociados de venta online. Dicho tráfico va a facilitar además el acercamiento de clientes/pacientes a nuestra farmacia física que, a través de la estrategia de contenidos y/o social media, van no sólo a saber de ella, sino también a reconocer la profesionalidad de sus responsables y el valor añadido (sanitario) que aportan.

DISEÑEMOS LA ESTRATEGIA

Pero no resulta fácil construir un blog de calidad, atractivo y con contenidos eficaces, que sea capaz de diferenciarnos del resto y nos posicione como expertos en un determinado tema. Reconocida la importancia del blog, no deberíamos abrirnos uno  y lanzarnos a escribir sin ton ni son. Primero hemos de buscar método y eficacia. Saber de qué vamos a hablar, sobre qué nos interesaría (estratégicamente) escribir, qué productos o servicios deseamos promocionar, o cuáles son los intereses o dudas de nuestro público. Así ¿qué temas van a resultarnos más rendibles en términos de tráfico y posicionamiento? o ¿qué productos nos interesaría más vender y por tanto, en relación a los cuales, ser percibidos como expertos?

¿Nos interesa, por ejemplo, vender productos de dermofarmacia, sea por las características de nuestra oficina y el público que a ella acude, o por el buen retorno comercial de este tipo de productos, o por la razón que sea? Pues entonces, hablemos en nuestro blog preferentemente de dermofarmacia. Podemos alternar posts sobre los productos dermofarmacéuticos con escritos científicos sobre la fisiología de la piel o sobre las consultas que sobre el tema nos hagan los usuarios. Ello nos colocará como expertos en dermofarmacia y el público se interesará por nuestro establecimiento. Resultado: incremento de visitas a nuestra farmacia y ventas off u online de productos dermofarmacéuticos. Lo mismo vale para culquier otro tipo de producto: fitoterapia, nutrición infantil, veterinaria, dietética, ortopedia, homeopatía, etc.

CONSEJOS 

Algunos consejos/acciones para implementar y mantener una estrategia de contenidos

  • Crear un blog estéticamente atractivo y en sintonía con la imagen corporativa de nuestra farmacia y la web a la que asociamos el blog.
  • Planificar nuestros contenidos mediante un calendario de publicaciones. Los temas a tratar, o la frecuencia y días de publicación.
  • Estructuremos las publicaciones. Por ejemplo: un tercio del total de posts sobre artículos de la farmacia, otro tercio sobre aspectos científico-sanitarios, y un tercio sobre consultas que nos hayan hecho en los comentarios a los posts, a través de los canales social media o en el mostrador de nuestra farmacia física.
  • Escribir con regularidad. No abandonemos el blog durante meses. Decidamos la frecuencia: una vez a la semana, dos veces a la semana, una vez cada quince días, etc, y comprometámosnos con la frecuencia decidida. Pensemos también que a más posts y frecuencia, en principio mayor tráfico. Pero no descuidemos la calidad de los posts solo por escribir mayor cantidad.
  • Cuidemos el SEO de los artículos, pero no perdamos de vista que el mejor "SEO" es la calidad del artículo. Google posiciona los artículos con calidad gramatical y contenido que el motor percibe como solvente (tráfico y visitas, retornos al artículo, tiempo de permanencia en el artículo, comentarios e interacciones, etc)

TIEMPO Y RECURSOS

Decidamos quién va a dedicarse al trabajo de marketing de contenidos, y a la escritura y mantenimiento del blog. ¿Nosotros mismos? ¿un colaborador de nuestra farmacia? ¿un adjunto o auxiliar? ¿un profesional externo especializado? Pensemos que a mayor tiempo dedicado y recursos, mejores serán los resultados. No olvidemos tampoco que la eficacia del marketing de contenidos es perfectamente medible en términos de aumento de tráfico y ventas. Miremos qué acciones nos comportan retorno y cúales no. Reorientemos la estrategia si no se cumplen nuestras espectativas.

Nosotros hemos de dicidir, por tanto, como farmacéuticos, qué nivel de compromiso, esfuerzo e inversión queremos dedicar a ésta u otras acciones de marketing digital, en función del retorno y beneficio que comprobemos vamos logrando a lo largo del tiempo tras implementar y mantener en el tiempo dichas acciones.

SABER MÁS

¿Por qué crear un blog de empresa?

Marketing de contenidos ¿por dónde empezar? 

El blog: la mejor "red social" para la farmacia

Marketing farmacéutico. Así viví el GEBI

Blog y estrategia de contenidos para la farmacia