Sobre posicionamiento online de nuestra farmacia y regulación

FarmaciaOnline3

Como sabemos, el sector de la oficina de farmacia no es un sector como los demás. La farmacia es un comercio minorista, sí, pero también es un servicio profesional en un ámbito de interés ciudadano crucial como es el de la Sanidad.

De siempre, la oficina de farmacia se ha movido entre estas dos lógicas, estos dos polos (el comercial y el sanitario), intentando equilibrarlos y hacerlos honestamente compatibles. El farmacéutico comunitario, por norma, trata de realizar lo mejor posible su importante función social como sanitario y educador, pero también debe mirar por la supervivencia y salud de su negocio.

Es cierto que la mayor parte de las ventas que hace una farmacia son medicamentos de los que exigen prescripción médica y financiados por la Seguridad Social. Siendo como es en teoría un profesional liberal, esta situación confiere al farmacéutico comunitario un carácter casi de funcionario y lo hace muy dependiente de la Administración. No obstante, en los años próximos, un porcentaje creciente de su facturación procederá del medicamento no financiado (Como mínimo, un tercio del total, seguramente más). Nos referimos a los productos de autocuidado (entre ellos el medicamento publicitario) y la parafarmacia.

¿CÓMO PUBLICITAR Y POSICIONAR NUESTRO SERVICIO?

¿Cómo enfocamos la publicidad en este contexto tan complejo? De entrada, algunas Comunidades Autónomas son más restrictivas que otras en este capítulo. (La legislación, además es claramente obsoleta y no tiene en cuenta la revolución tecnológica y comunicacional). En principio, y como norma general, no nos es posible hacer una publicidad directa de nuestro establecimiento. Entonces, ¿cómo hemos de enfocar el marketing 2.0, el posicionamiento online y la estrategia de Social Media?

Nosotros pensamos que la filosofía 2.0 viene como anillo al dedo a las características de la oficina de farmacia. Mediante el 2.0, las marcas hacen una especie de marketing indirecto basado en el valor añadido de los contenidos, el compartir recursos, el diálogo e interacción con los usuarios y el feedback de éstos. Se trata de un tipo de marketing y de comunicación ideal para la oficina de farmacia.

Nuestro posicionamiento como farmacéuticos comunitarios ha de llegar justamente aportando contenidos de valor y volcando a la red nuestra ciencia y nuestro propio carácter de educadores y de sanitarios. Y lo haremos a través de los diferentes canales de Social Media y los contenidos de nuestro blog y recursos online. No hay conflicto en el universo comunicacional 2.0 para la farmacia: hemos de trasladar al medio digital nuestra función sanitaria y así, lograremos de manera indirecta (y legalmente inatacable), posicionamiento para nuestro establecimiento. En cierto, modo, lo estaremos haciendo de la misma manera que ganamos y retenemos clientes en nuestra farmacia física: haciendo bien nuestro trabajo y dando un buen servicio.