Venta online de medicamentos sin receta: ya hay fecha

FarmaciaInternet

Según publica El Global.net (viernes 29 de mayo) parece que finalmente (y contra el pronóstico de algunos pesimistas) sí van a cumplirse los plazos para la puesta en marcha del nuevo servicio farmacéutico de venta por internet de medicamentos sin receta. La nueva actividad fue regulada hace ya un año y medio, mediante un Real Decreto del 8 de noviembre de 2013.

Ahora el momento por fin ha llegado. Será dentro de aproximadamente un mes (es decir a finales de junio), cuando las farmacias establecidas, que previamente lo hayan notificado, podrán empezar a vender online. Así lo acaba de anunciar (mayo 2015) Belén Escribano, jefa del departamento de Inspección y Control de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

Como es sabido, un importante avance ya tuvo lugar el pasado mes de junio de 2014, cuando la Comisión Europea presentó el logo que deberán llevar en su web de modo bien visible las farmacias que dispensen medicamentos sin receta por Internet. Este logo ha de servir de garantía para el comprador de que el medicamento que desea adquirir se dispensa legalmente a través de un establecimiento farmacéutico autorizado.

CONCLUIDO EL AÑO DE PLAZO DADO POR EUROPA 

La Comisión Europea también comunicó en aquel momento (junio 2014) que daba un año de plazo a los diferentes Estados miembros para que sus administraciones sanitarias completaran la puesta a punto de las webs informativas a las que deberá ir enlazado el logo de las farmacias que dispensen online. En el caso de España, las webs de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios y de las Consejerías de Salud de las diferentes Comunidades Autónomas. Estas webs han de poner a disposición del usuario los listados de las farmacias autorizadas para la venta online de medicamentos sin receta.

La notificación de la puesta en marcha del servicio podrá realizarse, por parte de la farmacia interesada, en la misma web de la autoridad sanitaria, 15 días antes del inicio de la actividad. Es importante remarcar que se trata de una notificación, no de una solicitud. (Toda farmacia física establecida legalmente podrá de entrada vender online). Quince días después de dicha comunicación, la farmacia podrá ya empezar a vender online. Recibirá un código encriptado que ha de generarle en la web el logo de la UE y que apuntará a la página de la AEMPS.

La responsable de Inspección y Control de la AEMPS, Belen Escribano, ha indicado además que se trabaja en un proyecto de "armonización" para que "todas las comunidades autónomas ofrezcan el mismo sistema, evitando duplicidades", según informa El Global.net. Como es lógico, para llevar a cabo el nuevo servicio, será necesario que la farmacia tenga previamente lista  una web habilitada como canal de venta online de medicamentos sin receta, que cumpla todos los requisitos tanto técnicos como legales exigidos por el Real Decreto.

EVOLUCIÓN Y PREVISIONES

En cuanto a la previsiones sobre la evolución de esta nueva vía de negocio para la farmacia, a pesar de las cautelas, parecen optimistas. Dicha evolución estará ligada al comportamiento general (con previsión de fuerte crecimiento) del conjunto del comercio online, teniendo en cuenta, obviamente, las peculiaridades de la venta de medicamentos, y sus exigencias en el terreno clinico y legal. En el Congreso Infarma 2014, Jaime Acosta, vocal de titulares de OF del Colegio Oficial de farmacéuticos de Madrid, previó que un 10% del total de ventas de medicamentos sin receta se trasladaría al canal online. (Para los productos de parafarmacia se espera un porcentaje similar).

Nosotros entendemos que se trataría de un porcentaje suficientemente elevado para tomarse en serio la decisión de incorporar este nuevo servicio al conjunto de la actividad de nuestra farmacia. A mediados de 2016, un año después de su puesta en marcha, quizá podríamos empezar a evaluar de una manera más precisa (con métricas y datos reales a mano) la evolución de esta nueva y específica modalidad de comercio online. Será posiblemente por entonces, superadas ya las primeras cautelas (y recelos), cuando podríamos hacernos una idea del potencial real de la venta online de medicamentos sin receta.